lunes, 27 de abril de 2009

Los dos retos de RRHH ante Web 2.0

La diferenciación entre 'nativos' e 'inmigrantes' digitales (debida al genial Marc Prensky) explica muy bien cuáles son los dos retos que encaran los responsables de RRHH desde hace algún tiempo.

Por un lado, muchas empresas están conformadas por personas maduras, formadas, productivas y rentables que no están para nada en la onda de las nuevas tecnologías, casi ni necesitan una cuenta de correo electrónico. Pero si no queremos que se queden obsoletas en un plazo de tiempo muy corto (más corto cada año que pasa, porque los ritmos se aceleran), hay que 'acercarlas' a la tecnología. No se trata de que se conviertan en geeks en dos días, ni siquiera que rompan moldes. Sólo que estén al ritmo de los tiempos.

En el otro extremo nos encontramos gente joven que incluso antes de incorporarse al mercado laboral ya disfruta a nivel personal de una tecnología sorprendente (juegos en red, móviles multimedia, cámaras digitales, ADSL, GPS), así que cuando llegan a su lugar de trabajo y se encuentran un PC con tres versiones atrasadas de Windows, posiblemente lleno de mugre y desconectado de Internet no haya forma de hacerles trabajar sin que se aburran soberanamente. En un estudio elaborado en Francia un 21% de los encuestados declaraba que no aceptaría un primer empleo en el que no estuviera permitido acceder a Facebook o Youtube.

Hoy en día es posible incorporar en las empresas un magnífico talento joven, pero se me antoja que los departamentos de RRHH tienen mucho trabajo por delante para hacer converger ambos mundos para que su empresa no pierda el tren, ni tampoco se rompa por la mitad. Ahí tienen también mucho que decir los responsables de las empresas, para designar el punto intermedio donde deben mirar los responsables tanto de RRHH como de Tecnología, que deberán trabajar de la mano.