lunes, 25 de mayo de 2009

Tiempos de Incertidumbre

{{Potd/2005-09-15 (en)}}

Image via Wikipedia

Es posible que todavía haya personas que no perciban que está ocurriendo un gran cambio delante de nuestros ojos. Parafraseando a Antonio Gutiérrez-Rubí, aún hay gente haciendo fotos al tsunami: "¡Anda, mira qué ola más grande, voy a hacerle una foto"... y ¡schump!, pasó por encima. Adiós.

Con la deriva ecológica y más recientemente con la crisis económica han emergido multitud de teorías catastrofistas (ojo, no por ello exentas de fundamento o de razonamiento coherente). Sólo por citar algunas nombraremos las siguientes:
¡Uf...! Como quiera que si hago cuentas de mi suerte pasada, estoy sí o sí entre el 50% que no sobrevive, descarto conscientemente las teorías catastrofistas, pero no puedo evitar pensar que realmente no estamos viviendo una época de cambio, sino un cambio de época; y que Web 2.0 es el tsunami.

Me siento mucho más atraído por la teoría del sociólogo Josep Burcet. En su libro El Agujero Blanco (prologado por el gran Alfons Cornella - gracias a Marc Cortés por la entrevista) Burcet defiende que todo gran cambio en la escala de las comunicaciones trae consigo una revolución de grandes proporciones. Así ha ocurrido con las sucesivas apariciones del lenguaje, la escritura o la imprenta. Y así está ocurriendo con la irrupción de Internet y el enorme volumen de comunicación que genera, que culminará con la formación de lo que él denomina el Agujero Blanco, una realidad inmaterial formada por la acumulación extrema de comunicación en la Tierra y cuyos efectos sobre la evolución de la Vida obligan a redescribir el concepto de progreso. Un aspecto interesante de esta teoría es que es muy anterior a lo que ahora llamamos Web 2.0.

Ángel Puerta, psicólogo del Grupo Luria y buen amigo, describe perfectamente cómo la crisis ataca la salud y la confianza de los directivos: 'Cuando un barco hace aguas el patrón se siente indefenso, y es lógico que afloren sentimientos de pérdida: pena, tristeza, vergüenza y envidia'. Decía Emanuel Kant (un hombre ineludiblemente asociado a Web 2.0... ¿verdad?) que 'un hombre es tanto más inteligente cuantas más incertidumbres es capaz de soportar'.
No me planteo como objetivo augurar el cambio, ni evangelizar sobre las supuestas bondades o maldades del mismo; sino preparar a personas y organizaciones en las competencias clave que permitan surfear el tsunami. Y la Gestión de la Incertidumbre se revela como una de las Competencias 2.0 más importantes.